Consejos dermatología Postparto 05 - ULP

PRECAUCIONES, CONSEJOS Y SOLUCIONES EN DERMATOLOGÍA PARA EL POSTPARTO.

El postparto es un periodo irrepetible, la madre conoce a su recién nacido, poco a poco comienza a recuperar su cuerpo y tiene la satisfacción de haber sido creadora de vida. Para las ciencias médicas denotamos este periodo como ‘puerperio’, que se define como el intervalo después del parto durante el cual los cambios anatómicos y fisiológicos maternos inducidos por el embarazo regresan al estado basal antes de la gravidez.

El puerperio favorece la supervivencia y protección del recién nacido, el cuerpo de la madre vive múltiples cambios importantes como la disminución de peso, cambios de humor, retorno al tamaño normal del útero, reacomodación de los órganos abdominales, aumento del tamaño de las mamas, normalización de hormonas como estrógenos, progesterona, cortisol, lactógeno placentario y la gonadotropina coriónica humana, elevación significativa de la prolactina, sin olvidar, la eventual reanudación de la menstruación.

La piel, el pelo y las uñas también presentan cambios que serán notorios después del parto y muchas veces pueden preocupar porque tienen un impacto en la salud física, emocional y estética de las mujeres.

A continuación, vamos a ampliar los principales cambios que sufrimos a nivel dermatológico y orientaremos a través de alimentación, ejercicios, actividades y procedimientos que ofrece la Unidad Láser y Piel para su mejoría.

  • Caída del pelo:

El pelo tiende a sufrir cambios muy marcados durante y después del embarazo.  En el periodo de gestación es habitual sentir que el pelo se cae menos, que aumenta su grosor y volumen en diferentes partes del cuerpo pues aumenta el número de pelos en la fase de crecimiento (fase anágena), sin embargo, una vez llega el posparto, ocurre todo lo contrario pues gran cantidad de pelos pueden pasar rápidamente a la fase de caída del pelo (fase telógena) que conocemos en dermatología como efluvio telógeno agudo.

Afortunadamente esta caída no es permanente y existen tratamientos efectivos para disminuir su impacto. En la Unidad Láser y Piel, más que dermatología avanzada, ofrecemos un manejo integral combinando tratamientos orales, y tópicos (terapia mesocapilar) para lograr un estímulo profundo del folículo piloso.

  • Inflamación de los senos:

Los senos son órganos hormonalmente muy estimulados que durante el puerperio reciben el estímulo de la prolactina (que se encontraba inhibida durante el embarazo) para producir y almacenar calostro o leche madura dependiendo del momento. Si el proceso de extracción de leche es adecuado en cuanto a su técnica, frecuencia e higiene será un método exitoso para nutrir al recién nacido y crear un vínculo único entre la madre y su hijo.

En algunos casos la retención de leche en los senos provoca una reacción inflamatoria, que de no tratarse a tiempo termina en un proceso infeccioso que se conoce como mastitis. Este cuadro clínico desencadena en la madre intenso dolor, fiebre, edema, enrojecimiento y calor en la zona afectada, en algunos casos se acompaña de síntomas más generales como malestar, escalofríos, dolor de cabeza, náuseas y vómitos.

El manejo de la mastitis estará a cargo del especialista quien podrá formular desde un manejo tópico hasta el uso de antibióticos según los hallazgos clínicos de cada paciente.

El cuidado de los pezones y los senos hace parte de las recomendaciones para evitar la mastitis. Hay que mantener estas áreas limpias y secar la saliva del bebé (pues tiene enzimas que pueden macerar la piel), lavando el pezón con agua después de cada sesión de amamantar. También se deben mantener lubricados con alguna crema o protector de barrera que puede indicar dermatología.

Adicional a esto se debe reevaluar la técnica para amamantar al bebé. La lactancia materna no debe producir ningún tipo de dolor con el paso de los días de lo contrario la técnica no está siendo la indicada. Esta puede ser la razón por la que aparecen fisuras en la piel de los senos, por lo que aconsejamos consultar con un profesional para recibir asesoría sobre la técnica de lactancia.

En la Unidad Láser y Piel contamos con consulta de dermatología clínica que trata este cuadro y muchos otros relacionados con procesos inflamatorios e infecciosos de la piel, mucosas y tejido celular subcutáneo.

  • Estrías:

Las estrías son cicatrices que aparecen cuando hay un estiramiento intenso y rápido de la piel, secundario a una ruptura de sus fibras elásticas. Pueden variar en su color y tamaño y presentan un mejor resultado cuando se tratan de forma temprana. Las estrías del posparto suelen aparecer en el abdomen, senos, muslos y brazos.

En cualquier de estas áreas se pueden mejorar con tratamientos como Láser Nd-Yag, Laser Erbium-Yag, Láser CO2, radiofrecuencia con microagujas (Fixer), entre otras. Todas estas tecnologías están diseñadas para estimular las capas profundas de la piel generando así la producción de nuevo colágeno que permite a la piel con estrías disimular su color y mejorar su textura.

  • Pigmentación de la piel:

El melasma, cloasma”, “máscara del embarazo” o en nuestro medio comúnmente nombrado como “paño”, es la principal afección pigmentaria durante el embarazo que también se evidenciará durante el posparto pues no tiende a desaparecer o mejorar por sí sola.

El melasma puede afectar a cualquier persona, más aún cuando las mujeres se encuentran embarazadas o bajo algún efecto intenso de los estrógenos. Corresponde a una alteración en la piel caracterizada por lesiones pigmentadas que aparecen en las zonas expuestas a la luz del sol (frente, mejillas, área del bigote y mentón), las cuales varían en tonos y tamaños.

También puede existir aumento generalizado de la pigmentación cutánea en áreas como pezones, areolas, vulva, línea media abdominal que va desde el monte de Venus hasta el ombligo (llegan a tomar un color marrón más o menos oscuro). Esta es una hiperpigmentación fisiológica (normal) que puede extenderse al periné, ano y superficie interna de los muslos. La intensidad de toda esta nueva pigmentación se debilita después del parto y también es secundario a la carga hormonal del embarazo rica en estrógenos.

Si tienes dudas sobre qué tipo de pigmentación apareció en tu piel durante el embarazo o en el posparto, no dudes en consultar con nuestras profesionales en dermatología que te ayudarán a dilucidar estas inquietudes. Agenda una consulta dermatológica para tomar las acciones correctas.

  • Dilatación de venas:

Los cambios vasculares en la mujer gestante se atribuyen a los niveles elevados de estrógenos circulantes. Las telangiectasias o arañitas son dilataciones vasculares que miden entre 0.5 a 1 milímetro de diámetro que se presentan con mayor frecuencia en miembros inferiores. Suelen aparecer entre el sdo y quinto mes de embarazo y permanecerán a lo largo del tiempo si no se les da un manejo adecuado y oportuno. 

En la Unidad Láser y Piel contamos con tecnología láser (Nd – Yag 1064 nm) que permite colapsar estos vasos sanguíneos, debilitándolos de tal forma que con el tiempo se degradan y se vuelven imperceptibles. Es un procedimiento sin inyecciones, sin cirugía, sin incapacidad y con mínima molestia.   

Adicionalmente contamos con protocolos establecidos de presoterapia para ayudarte a mejorar la circulación sanguínea y el drenaje linfático y así resolver la molesta hinchazón de las piernas para contribuir con la sensación de descanso y confort en el postparto.

  • Flacidez, celulitis y pérdida del tono muscular:

En el cuerpo de la mujer embarazada se producen cambios drásticos para favorecer el desarrollo de una nueva vida, cambios que no son tan deseados desde el punto de vista estético. Por un lado, los músculos del abdomen se estiran provocando pérdida de tonicidad e incluso su separación (diástasis abdominal), y por otro lado se acumula más adiposidad que se evidencia como celulitis en muslos y glúteos.

Si bien estos procesos se consideran parte del embarazo existen alternativas para mejorar lo que no te guste durante el postparto sin afectar la salud de la madre o el bebé. Los expertos aconsejan que se debe esperar ocho semanas después del parto para iniciar un tratamiento estético. Y si el parto fue por cesárea se debe esperar hasta 3 meses.

 “La seguridad de la madre y del recién nacido son más importantes que cualquier procedimiento estético, por eso la elección de profesionales con ética y experiencia es fundamental en esta etapa”

En la Unidad laser y piel te ofrecemos consulta de medicina funcional. Uno de nuestros profesionales te acompañará en tu proceso de manera personalizada, para diagnosticar déficit nutricional, o cualquier disfunción que pueda existir durante el post parto.

Contamos con aparatología no invasiva que busca mejorar la textura de la piel, la disminución del tejido graso y activación del sistema linfático para eliminar adiposidad localizada. El Venus Legacy, Lipozero, Lipomasaage y Zafiro son algunas de las tecnologías que desencadenan en profundidad respuestas biológicas tales como la reactivación de la liberación de grasas, drenaje linfático (vascularización y eliminación de las toxinas) y la producción de colágeno y elastina, que se traduce en disminución de grasa localizada y mejoría del aspecto de la piel.

Por último, pero no por ello menos importante, para retomar el estado óptimo del piso pélvico te brindamos la estimulación magnética funcional a través del Tesla Former. El piso pélvico es un grupo de músculos y tejidos que en conjunto tienen la función de sostener órganos como el útero, la vejiga, los intestinos, entre otros. Los músculos que componen el piso pelvico se debilitan por el peso que se les impone durante el embarazo. Es posible que en el post parto se experimenten síntomas como escape urinario o fecal, disfunciones durante las relaciones sexuales, y dolores pelvicos. El Tesla Former es un dispositivo externo que provoca una contracción de los músculos del suelo pélvico para su fortalecimiento progresivo.

  • Cicatrices:

La cicatriz propia del postparto o puerperio producida por la incisión de la cesárea, que en su mayoría de veces es transversal (por la incisión de Pfannenstiel) pero también se puede ver vertical, preocupa a las madres por su resultado estético a mediano y largo plazo.

Mientras la herida se encuentre en proceso de cierre, aún con sutura, te recomendamos tener buena higiene para evitar a toda costa las infecciones. Tambien mantener disminuir el esfuerzo físico de la madre para evitar dehiscencia de la herida, y no aplicar nada sobre la piel que no sea recomendado por ginecología o dermatología.

Posteriormente cuando ya no se tengan suturas, ni heridas en proceso de cierre, se pueden emplear diferentes tratamientos para atenuar su apariencia y que con el tiempo sea imperceptible. La unidad laser y piel ofrece terapia láser (láser fraccionado ablativo y no ablativo), radiofrecuencia con microagujas (Fixer), rellenos, roller peel, medicamentos intralesionales, entre otras.

En general en la Unidad Láser y Piel se tratan diferentes tipos de cicatrices, desde las deprimidas o atróficas hasta las hipertróficas o queloides, y para cada tipo de cicatriz hay una combinación de técnicas diferentes acorde con las necesidades del paciente.  

  • Piel seca, opaca:

No todas las mujeres embarazadas experimentaran los mismos cambios en la piel. Sin embargo, durante el embarazo la piel adquiere un brillo especial por dos causas.  Por un lado, los cambios hormonales provocan un aumento en la secreción de grasa por las glándulas sebáceas.  De otra parte, se produce un aumento del flujo sanguíneo en el epitelio que incrementa la oxigenación de las células cutáneas.

Usualmente, en el postparto estas alteraciones desaparecen debido al cese de las hormonas por lo que la piel puede verse opaca, seca y sin brillo. Para esto lo mejor es consultar con alguna de nuestras dermatólogas para indicar el mejor protocolo acorde con la edad y los antecedentes del paciente. En la Unidad Laser y Piel contamos con diferentes protocolos que combinan procedimientos tales tratamiento tópico en casa, terapia Láser, limpiezas faciales, hidratación, rellenos, estimuladores cutáneos, zafiro, peelings, entre otros.

La Unidad Laser y Piel te ofrece variadas soluciones para cada uno de los cambios o trastornos que se puedan presentar durante el posparto, si tu preocupación es sobre tus órganos genitales femeninos y su funcionamiento no dudes en consultar a tu ginecologo lo antes posible, pero si quieres ayuda para lucir una piel sana, un cuerpo moldeado y tonificado, no dudes en agendar tu cita en la Unidad Láser y Piel con médicos especialistas en dermatología, medicina funcional y láser. Te esperamos.

Realizado por: Diana Isabel Conde Hurtado. Médica y epidemióloga de la Unidad Láser y Piel.

Comparte este post

Diligencia el formulario adjunto para ponernos en contacto contigo