remover-tatuajes

Remoción de tatuajes

¿Tienes un tatuaje que no habla bien de ti? ¿Te han cerrado las puertas para obtener ese trabajo ideal? ¿Quieres eliminar ese tatuaje que tanto te incomoda?

Si deseas remover uno o más tatuajes, este artículo es para ti, resolveremos tus inquietudes y te orientaremos para que puedas desaparecer los tatuajes que ya no te gustan de forma segura, efectiva y al mejor precio del mercado.

Los tatuajes son inyecciones de tinta en las capas más superficiales de la piel que pueden clasificarse en tres categorías; los caseros, los profesionales y los traumáticos.

Los tatuajes caseros son realizados de forma doméstica con agujas sencillas y en la mayoría de los casos tinta china o ceniza que depositan un pigmento en la piel.

Los tatuajes profesionales son realizados mediante agujas de acero que inyectan tinta de manera controlada en la piel.

Los traumáticos son ocasionados por accidentes con pólvora, asfalto, etc.

¿Cómo puedo retirarme un tatuaje?

En la Unidad Láser y Piel contamos con tecnología láser REVLITE Q-Switch, que ha revolucionado el campo estético en cuanto a la remoción de tatuajes. Mediante un proceso llamado fototermólisis selectiva, la luz del láser entra en la piel y rápidamente destruye el pigmento con una afección mínima en el tejido circundante. El procedimiento es bien tolerado por el paciente, aunque en algunos casos se puede requerir anestesia local.

¿Qué tan efectiva es la terapia con láser?

En la Unidad Láser y Piel contamos con tecnología láser REVLITE Q-Switch, que ha revolucionado el campo estético en cuanto a la remoción de tatuajes. Mediante un proceso llamado fototermólisis selectiva, la luz del láser entra en la piel y rápidamente destruye el pigmento con una afección mínima en el tejido circundante. El procedimiento es bien tolerado por el paciente, aunque en algunos casos se puede requerir anestesia local.

¿Qué tan efectiva es la terapia con láser?

En la mayoría de los casos es bastante efectiva, un tatuaje puede ser reducido significativamente e incluso ser removido por completo sin nigún tipo de secuelas. Se pueden requerir varias sesiones hasta llegar a un resultado satisfactorio.

¿De qué depende que el procedimiento con el láser sea efectivo?

De una serie de variables que tienen que ver con el tipo de piel, el color del tatuaje, la cantidad de pigmento aplicado y la presencia de cicatrices. La mayoría de los tatuajes son negros y rojos, estos pigmentos son los que mejor responden al tratamiento con láser, los demás colores amarillo, verde, azul son más resistentes, la respuesta al procedimiento suele ser más lenta.

Cuando hay presencia de cicatrices, la dificultad en la remoción del tatuaje es mayor debido a la escasa cantidad de células de defensa que hay en este tejido. Otro factor importante es la cantidad de pigmento, si una persona se ha realizado retoques o nuevos tatuajes encima de los viejos, hace que el proceso sea más lento ya que existe más pigmento para remover.

¿Cuáles son los riesgos que se corren al remover un tatuaje con procedimientos diferentes al láser?

Hay mayor riesgo de infección debido a que son invasivos y dejan cicatrices irreparables. Sin embargo, mucha gente elige este tipo de procedimientos por su bajo costo, llegando a generar consecuencias irreversibles. 

¿Cuáles son los métodos más frecuentes para remover tatuajes?

La dermoabrasión: la zona del tatuaje es rociada con una solución que congela, para después eliminar la capa más superficial de la piel (epidermis) y el pigmento con un instrumento rotatorio que “raspa”. El área expuesta debe ser cubierta posteriormente con un apósito y antibiótico por varios días para evitar la infección. La herida es similar a la de una quemadura de primer grado y dejará cicatrices similares a las de una quemadura.

La escisión o extirpación: es basicamente una pequeña cirugía en el cual se elimina con un bisturí la porción de piel donde se encuentra el tatuaje, juntando posteriormente los bordes de piel “sanos”. Esto deja una cicatriz lineal en la piel; aunque puede variar dependiendo de la extensión del tatuaje. Puede llegar a funcionar en tatuajes pequeños, pero en tatuajes más grandes podría ser necesario usar injertos de piel de otros lugares del cuerpo para cubrir la zona afectada y debe ser realizado por un especialista en cirugía dermatológica.

En el mercado, los “médicos” no especializados en el tema, realizan este tipo de procedimientos a costos muy bajos, pero con resultados estéticos poco favorables.

El láser sin lugar a dudas la mejor elección para remover tatuajes en el campo profesional estético.

En la Unidad Láser y Piel contamos con la mejor tecnología del mercado, permanente capacitación y una experiencia de más de 15 años en tratamientos dermatológicos, y podemos asegurarte los mejores resultados al mejor precio.

No dudes en contactarnos hoy mismo, AGENDA TU VALORACIÓN AQUÍ o visítanos en la Unidad Laser y Piel, la mejor opción para remover ese tatuaje que no te gusta y todos los procedimientos con tecnología láser.

Todos nuestros tratamientos son realizados por especialistas con amplia experiencia bajo la supervisión de la dermatóloga Yudy Pinzón, nuestra directora científica, Médico de la Universidad Nacional de Colombia, con especialización en Dermatología de la Universidad de Sao Paulo –Brasil, con más de 15 años de experiencia en dermatología clínica y estética, así como en el manejo de equipos de última tecnología para el tratamiento de patologías dermatológicas, rejuvenecimiento y cuidado de la piel.

Comparte este post

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email
Diligencia el formulario adjunto para ponernos en contacto contigo