Laser

Previene y trata la caída del pelo durante el confinamiento

Si estás perdiendo mucho pelo en esta época, es posible que se deba al aumento en los niveles de estrés, el cual a su vez eleva en nuestro organismo los niveles de cortisol, una hormona que se libera como respuesta a una situación fuera de lo común y que influye negativamente en el crecimiento del pelo.

El ciclo del pelo está programado biológicamente y se encuentra de forma habitual en las fases de crecimiento, reposo y caída; se pueden perder hasta 100 pelos al día; cuando este número aumenta se considera anormal.

Esta alteración del ciclo del pelo en la cual se cae de forma abundante y acelerada se conoce como efluvio telógeno.

Aunque se trata de una caída temporal que no se nota de forma inmediata, debe consultarse a un especialista debido a que la raíz del folículo piloso sufre un daño pese a que tarde dos o tres meses en manifestarse, también porque en algunos casos hay riesgo de que el efluvio telógeno se convierta en un proceso crónico o revele otro tipo de alopecia.

En varios estudios se ha demostrado que se puede medir el nivel de estrés de una persona analizando su pelo, tomando como medida los niveles de cortisol que hay durante los últimos meses.

Causas

El efluvio telógeno se presenta especialmente en mujeres para las que el confinamiento ha generado altos niveles de estrés, y se manifiesta como una caída masiva de pelo, dejando mechones en la ducha, la almohada, la ropa, etc.

Aunque las causas pueden variar, el estrés y la ansiedad están en primera fila, debido a las cuarentenas y confinamientos que vivimos en estos momentos, para muchas personas el encierro y el temor a adquirir el virus  altera sus rutinas diarias e implica cambios drásticos en su forma de vida. 

Estar en casa, responsable de tantas actividades, puede restar tiempo para una buena alimentación. Una dieta pobre y poco equilibrada que no nutra adecuadamente el pelo también puede afectar la salud del mismo.

¿Que puedo hacer para detenerlo?

Lo primero que debes saber es que el desarrollo habitual de la enfermedad es un proceso auto limitado, con el tiempo la caida va disminuyendo y el pelo perdido se va recuperando, por este motivo en la Unidad Láser y Piel con los procedimientos disponibles se puede acelerar un crecimiento más rápido y en una mejor calidad del pelo.

Aunque el efluvio telógeno es un proceso reversible -del que es posible recuperarse- puede tomar tiempo, pues la fase de caída del pelo dura alrededor de 3 meses luego del cual se da paso al origen de nuevo pelo en el mismo folículo piloso.

No obstante, las mujeres que además de caída noten que la raya divisoria esta más despoblada y clara, deben consultar al dermatólogo, para que les haga una valoración, ya que la perdida masiva de pelo puede poner de manifiesto una alopecia androgenética inicial que antes no se había detectado.

En la nuestras dermatólogas están atendiendo dos tipos de personas en las que se está presentando de forma reiterada el efluvio telógeno: las que han superado la infección por coronavirus, y las mujeres para las que el confinamiento ha generado altos niveles de estrés o han tenido preocupaciones importantes.

Si bien el efluvio telógeno se presenta en un mayor porcentaje en las mujeres, también se presenta en los hombres.

¿Qué deberían saber las personas que están perdiendo mucho pelo?

Como dijimos anteriormente, el proceso es reversible y limitado. Poco a poco se irá recuperando la densidad capilar perdida, esto se notará cuando el efluvio está bajando pues se empiezan a observar cabellos cortos y nuevos.

¿Cuáles son los tratamientos que se utilizan para combatir el efluvio telógeno?

El primer paso que siempre implementamos en la Unidad Láser y Piel es el diagnóstico. A partir de la historia clínica del paciente, de una encuesta con preguntas claves y del examen físico del pelo y del cuero cabelludo, determinamos cual es el tratamiento o la combinación de terapias más  adecuadas para tratarlo.

En algunas ocasiones, cuando no es evidente el factor desencadenante, se realizan exámenes de laboratorio para identificar como posible causa algún déficit dentro del organismo, por ejemplo, la alteración en la hormona tiroidea, anemia o déficit de algunas vitaminas.

En la Unidad Láser y Piel combinamos diferentes medicamentos tópicos para tratar la pérdida del pelo y diversos mecanismos de acción vasodilatadores, anti-inflamatorios y otros componentes que favorecen la secreción de factores de crecimiento y el bloqueo periférico de algunas enzimas involucradas en el metabolismo de hormonas que pueden intervenir en el ciclo del pelo, sin tener efectos secundarios.

Disponemos de tecnologías como microagujas y láser tipo Erbium Glass combinadas con mesoterapia capilar para facilitar la penetración de los medicamentos inyectados.

La mesoterapia capilar consiste en la aplicación de una mezcla de diferentes componentes, desde el minoxidil intradérmico hasta vitaminas, minerales y oligoelementos en el cuero cabelludo por medio de microinyecciones.

Adicionalmente podemos indicar medicamentos por vía oral como suplementos vitamínicos y antioxidantes.

Con el tratamiento adecuado, en el momento apropiado, el efluvio telógeno se puede detener y tratar de forma positiva.

El tratamiento diseñado por la Dermatóloga Yudy Pinzón asegura una recuperación capilar de hasta un 40% máximo a los tres (3) meses de seguir el tratamiento.

Tips

  1. Lo más indicado es llevar el encierro lo mejor posible para liberar el estrés, meditar, ejecutar rutinas de yoga o ejercicio, según la condición de cada persona e incluir frutas, verduras y vitaminas en la alimentación.
  2. Lavar el pelo con frecuencia, pues contrariamente a lo que se suele creer, no es perjudicial para la caída, sino todo lo contrario, acorta la fase de caida y acelera la fase de recrecimiento.
  3. Seguir una dieta saludable que aporte todos los oligoelementos necesarios para el crecimiento del cabello, especialmente el hierro, un elemento que forma parte de la hemoglobina de la sangre y ayuda a transportar oxígeno a las células.
  4. Algunos alimentos que tienen un alto contenido de hierro son los cereales integrales, semillas de sésamo, albaricoques secos, morcilla, carne, sardinas en tomate y atún en conserva

Para fortalecer el pelo, las vitaminas son un excelente aliado.

Las del grupo B: B2 o riboflavina que se encuentran en copos de maíz, huevos, queso cheddar, yogur, leche y riñones entre otros.

La vitamina B5 o ácido pantoténico se encuentra en  cacahuetes, piñones, nueces, semillas de sésamo, aguacate, manzanas e hígado de vacuno.

La biotina, conocida como vitamina B8 o H (frutos secos, manteca de cacahuete, semillas de sésamo, huevo, queso cottage y riñones.

Además, es importante mantener adecuados niveles de vitamina D,  pescados azules, queso, lácteos, y algunos minutos diarios de sol sin protección solar.

Los oligoelementos y minerales, como el zinc favorecen la síntesis de las proteínas vitales para el crecimiento del pelo y se encuentran en la calabaza, gérmen de trigo, lomo de cerdo, sardinas en aceite y carne asada.

Y la cistina, un aminoácido esencial en la estructura de la queratina se encuentra en las lentejas, brócoli, atún y derivados lácteos.

No dudes en contactarnos hoy mismo, AGENDA TU VALORACIÓN AQUÍ o visítanos en la Unidad Laser y Piel, la mejor opción de para los problemas de Alopecia con la mejor tecnología láser.

Todos nuestros tratamientos son realizados por especialistas con amplia experiencia bajo la supervisión de la dermatóloga Yudy Pinzón, nuestra directora científica, Médico de la Universidad Nacional de Colombia, con especialización en Dermatología de la Universidad de Sao Paulo –Brasil, con más de 15 años de experiencia en dermatología clínica y estética, así como en el manejo de equipos de última tecnología para el tratamiento de patologías dermatológicas, rejuvenecimiento y cuidado de la piel.