Laser

¿Estás pensando eliminar un tatuaje?

quitar-tatuajes

¡Remover un tatuaje es más difícil y costoso que realizarse el tatuaje!

¿Haz conocido a alguien que se haya realizado un tatuaje y pasado un tiempo se encuentre arrepentido de haberlo hecho?

Estadísticas recientes demuestran que un porcentaje importante (un tercio) de las personas que se realizan un tatuaje desean removerlo poco tiempo después. No obstante, temen que al tratar de eliminarlo los resultados no sean lo esperado.

En la Unidad Láser y piel atendemos la consulta de muchos pacientes interesados en remover un tatuaje que les incomoda por múltiples razones. Usualmente, el paciente espera remover el tatuaje en una única sesión por un precio similar al que pago cuando se lo tatuó.  Desafortunadamente estas expectativas no se pueden hacer realidad.  La remoción de un tatuaje con tecnología láser requiere tiempo (más de una sesión), paciencia, compromiso y perseverancia.

Así que, si decides eliminar un tatuaje lo más rápido posible y de la forma más segura y efectiva, es importante que tengas en cuenta nueve (9) aspectos clave que influyen en las expectativas que hay que tener respecto a la cantidad de tiempo, numero de sesiones y valor del procedimiento para eliminar ese tatuaje que tanto te incomoda.

1.La piel

La piel está compuesta por 3 capas: epidermis, dermis e hipodermis. Cuando se realiza un tatuaje se espera que la tinta penetre hasta la dermis, una capa más profunda que la epidermis, la más externa, lo que permite que los tatuajes sean permanentes.

Entonces, cuando se realiza una sesión de láser para remover el tatuaje, lo que se hace, es que se generan unos pulsos de luz sobre el tatuaje, estos pulsos penetran en la piel y son absorbidos por el pigmento del tatuaje que se empieza a “despedazar” en micro partes de las que el cuerpo se puede deshacer fácilmente. Dado que este proceso sucede en la dermis, la cada donde está el tatuaje, la epidermis, la capa más externa de la piel, no sufre daño alguno.

Sin embargo, es necesario tener en cuenta que cuando los tatuadores son aficionados o tienen poca experiencia realizan tatuajes más profundos (que pueden llegar hasta la hipodermis). En este caso, muy probablemente se requerirán más sesiones para eliminar un tatuaje.

El tono de la piel también influye en la cantidad de tiempo que necesita el láser para penetrar en la dermis. Los tonos de piel más oscuros, por lo general, necesitan más tiempo y más sesiones para eliminar un tatuaje.

 2. Tipos de tinta

Los tatuajes no son únicos solamente por su diseño, también son únicos en sus pigmentos. Cuando se realiza un tatuaje, los tatuadores utilizan diferentes compuestos para crear tintas de diferentes colores (así sea de color negro).

La dificultad al momento de realizar el procedimiento de remoción del tatuaje es que no se puede determinar la composición exacta del pigmento final que utilizo el tatuador.  Esta composición no sólo incluye los colores, también influye la calidad de la tinta y el tipo de tinta. Hay algunas tintas comunes que incluyen pigmentos caseros, o, en algunos casos, berilio (un metal de color gris), y son más difíciles de eliminar con láser.

Esta es una de las razones por las cuales en la Unidad Laser y Piel un médico especialista en láser realiza una valoración inicial para personalizar el procedimiento que se ajuste al tatuaje del paciente para su efectiva remoción.

 3. Color de la tinta

Las tintas oscuras, de norma, son más fáciles de eliminar que las que son más claras. El pigmento negro normalmente requiere menos sesiones que los pigmentos claros y de color.

No obstante, hay que tener en cuenta que la tecnología que utilizamos, el láser q-switch, cuenta con diferentes longitudes de onda para poder trabajar de manera efectiva los pigmentos oscuros y los de color. Aún así, los tatuajes de color necesitan algunas sesiones de más para su remoción,

4. Habilidades del tatuador

Al realizar un tatuaje se produce un daño en la epidermis. Cuando un tatuaje es de buena calidad, es decir que ha sido realizado por un tatuador experto, suele sanar bien sin dejar lesiones en la piel. Sin embargo, los tatuadores menos experimentados pueden provocar cicatrices (que a veces no son visibles). Cuando un tatuador ha causado cicatrices, así no se vean, el tatuaje es más difícil de eliminar.

5. Retoques del tatuaje

Seguramente, cuando te realizaste el tatuaje requeriste retoques del mismo, es decir, colocar más pigmento para que quede más vivo el color. Esto, al igual que querer tapar un tatuaje con otro encima, conlleva a que haya más pigmento y por ende el tatuaje es más difícil y requiere más sesiones removerlo.

6. Tamaño

Un tatuaje pequeño y delineado es más fácil de remover y requiere menos sesiones que un tatuaje grande y completamente relleno de pigmento.

7. Antigüedad del tatuaje

En teoría, mientras más antiguo el tatuaje se requieren menos sesiones láser para removerlo. Esto porque a medida que pasa el tiempo, el tatuaje va perdiendo color y se debilita el pigmento.

8. Sistema inmunitario

El sistema inmunitario es el que elimina el pigmento del organismo por medio de los macrófagos (células que comen y destruyen partículas extrañas para nuestro cuerpo, como, en este caso, el pigmento). Cuando contamos con un sistema inmunitario sano, este proceso es más eficiente.

9. Ubicación del tatuaje

Normalmente, un tatuaje que está ubicado en una zona del cuerpo donde hay un buen riego sanguíneo (el abdomen, espalda, pecho, entre otros) es más fácil de eliminar que uno que está ubicado en una zona donde no haya una buena irrigación (extremidades, muñecas, dedos, tobillos), estas últimas localizaciones suelen requerir más sesiones al momento de remover el tatuaje.

¿Estás pensando eliminar un tatuaje?

En la Unidad láser y piel contamos con una experiencia de más de 15 años realizando con éxito este procedimiento, somos especialistas y tenemos tecnología láser de alta gama para remoción de tatuajes de todo tipo.

En la Unidad láser y piel realizamos una valoración SIN costo para evaluar todos los aspectos antes explicados de forma que podamos determinar el tipo de láser o los tipos de láser a usar, los parámetros a aplicar en cada sesión y el número de sesiones que se estima se requieren para logar los resultados deseados.

Nuestros procedimientos son personalizados, en ellos combinamos diversas tecnologías y monitoreamos la respuesta de cada paciente sesión a sesión.

Anímate a consultarnos. Estamos ubicados en la Calle 134 No. 7 B – 83 Local 19 Edificio El Bosque Bogotá – Colombia.  Si deseas más información consulta nuestra página www.unidadlaserypiel.com y anímate a dejar tus datos de contacto o si lo prefieres contáctanos directamente a los siguientes números telefónicos: (571) 6143928 / 6269629 / 313 8329523 / 315 2203951

No dudes en contactarnos hoy mismo, AGENDA TU VALORACIÓN AQUÍ o visítanos en la Unidad Laser y Piel, la mejor opción de rejuvenecimiento con la mejor tecnología láser.

Todos nuestros tratamientos son realizados por especialistas con amplia experiencia bajo la supervisión de la dermatóloga Yudy Pinzón, nuestra directora científica, Médico de la Universidad Nacional de Colombia, con especialización en Dermatología de la Universidad de Sao Paulo –Brasil, con más de 15 años de experiencia en dermatología clínica y estética, así como en el manejo de equipos de última tecnología para el tratamiento de patologías dermatológicas, rejuvenecimiento y cuidado de la piel.