Acné
“Según las causas y el tipo de acné
diseñamos el tratamiento ideal para
cada persona”

Acné

“Según las causas y el tipo de acné diseñamos el tratamiento ideal para cada persona”

¿Qué es el acné?

El acné es uno de los trastornos cutáneos más frecuentes en la población, se ha establecido que hasta el 80% de las personas han presentado esta alteración en algún momento de su vida y en diferentes grados de severidad. 

El acné se produce por una alteración a nivel del folículo piloso durante el proceso de formación de las células de la capa más externa de la piel, lo que hace que se produzca un taponamiento del poro y así aparecen los comedones (comúnmente llamados espinillas). La formación de comedones puede darse también secundaria a la aplicación de cosméticos inadecuados, como cremas o aceites, lo que ocluye el poro desde el exterior. 

Existe también una sobreproducción de sebo por un exceso de actividad de las glándulas sebáceas de la piel. Normalmente este factor está influenciado por un estímulo hormonal, el cual es más evidente durante la adolescencia o en mujeres en edad fértil.

Finalmente, en la piel del paciente con acné hay un aumento del crecimiento un microorganismo denominado Cutibacterium acnes, que favorece la infección e inflamación de las lesiones.

Tipos de acné

Existen varios tipos de acné, el acné vulgar es la forma más común de acné, suele comenzar durante la pubertad, pero a menudo se extiende a las siguientes décadas de la vida, se presenta en la cara, el cuello, el pecho y la espalda; las lesiones que se presentan en el acné vulgar son: comedones o espinillas, pápulas, pústulas.

Otro tipo de acné, se denomina acné quístico, que presenta las lesiones anteriormente descritas, pero con la particularidad de presentar quistes, que son lesiones de gran tamaño, muy inflamatorias, con mayor severidad del cuadro.

El acné conglobata es una forma muy grave de acné vulgar, su característica es que las lesiones habitualmente están interconectadas, es más común en hombres entre 18 y 30 años y es el tipo de acné que genera cicatrices en la piel.

Un tipo de acné, poco frecuente, es el acné fulminans, antes se denominaba acné conglobata ulcerativo febril agudo, se caracteriza por el inicio súbito de lesiones de acné severo, que evolucionan a ulceración, fiebre, dolor articular y alteraciones en las pruebas de laboratorio.

Tratamiento

Sea cual sea el tipo de acné que se presente, es de vital importancia consultar, y hacerlo a tiempo, con un(a) dermatólogo(a), quién es el especialista experto en abordar y tratar esta patología. 

En la ULP, más que dermatología avanzada, nuestras dermatólogas prescriben terapias combinadas. El tratamiento del acné depende de la intensidad y extensión de las lesiones, así como del impacto que tenga en la calidad de vida del paciente, ahí radica la importancia de realizar una consulta dermatológica integral para determinar el tipo de acné y la mejor opción de tratamiento. 

Todas las terapias van dirigidas sobre los factores que juegan un papel en la fisiopatología del acné: eliminar los comedones, disminuir el exceso de sebo, mejorar la inflamación y si hay infección concomitante. 

En la ULP, más que dermatología avanzada, se pueden emplear sustancias queratolíticas, indicadas para eliminar los comedones, como el ácido retinoico, ácido salicílico, ácido glicólico, pirúvico; seborreguladoras, como los retinoides, peróxido de benzoilo; anti-inflamatorias, como el mismo peróxido de benzoilo, antibióticos en dosis antiinflamatorias como las tetraciclinas, eritromicina.

La isotretinoína es el tratamiento ideal para el acné, es un retinoide (derivado de la vitamina A), que se administra por vía oral, su acción es multifactorial, actúa en todos los factores desencadenantes del acné, es la terapia más efectiva, ya que consigue respuestas completas entre el 70 y el 90% de los casos tratados. 

Las ventajas de este tratamiento, son: su eficacia (puede tratar completamente el acné, con tasas de recaída del 15-20%, y siempre de menor intensidad al acné previo), mejoría rápida de las lesiones y una importante reducción del riesgo de aparición de cicatrices irreversibles. Los efectos adversos relacionados con la ingesta de la isotretinoina, son resequedad de piel y mucosas (ojos, boca), aumento de la fotosensibilidad, alteración del hígado (ya que este medicamento se elimina por vía hepática, se debe evitar el consumo concomitante de alcohol), aumento de los niveles de colesterol y triglicéridos; todos estos efectos reversibles al suspender el tratamiento. 

También es importante saber que los pacientes con tendencia acneica deben tener en cuenta que cualquier producto que sea aplicado en su rostro (maquillaje, crema hidratante, protector solar, etc) deben ser con una base “oil free” o libre de aceites, en gel, fluido; ya que, de no ser así, podrían empeorar o provocar el acné. 

En la ULP, más que dermatología avanzada, se incorporan otras alternativas de tratamiento:

Preguntas Frecuentes:

Dentro de las preguntas más frecuentes de los pacientes, frente al acné, están:

Si bien es cierto, la población adolescente representa la mayoría de pacientes afectados por acné, se estima que hasta un 25% de los hombres adultos y un 50% de las mujeres adultas pueden presentar acné. Las causas pueden variar, y estar relacionadas con cambios hormonales fluctuantes (que pueden estar relacionadas con la menopausia, el embarazo, los ciclos menstruales), medicamentos o productos para la cara y el cabello, entre otros.

Estudios recientes han evidenciado que hay una relación entre el alto consumo de lácteos, azúcares refinados y alimentos procesados, con la aparición de ciertos tipos de acné; por lo que se recomienda moderar su consumo

El acné, como cualquier otra patología, requiere un adecuado tratamiento, si bien es cierto que se presenta en un porcentaje significativo de la población adolescente (hasta en el 80%, haciéndola muy frecuente), no significa que por este motivo deba considerarse como algo natural que no requiere intervención. Es preferible realizar un tratamiento temprano para evitar la aparición de cicatrices.

Si se emplea maquillaje y cremas cosméticas que no estén diseñadas para pieles grasas o con tendencia a presentar acné, si se puede producir un tipo de acné que se da por la obstrucción del orificio de salida del folículo piloso

Aunque parezca contradictorio, la piel que sufre acné o con tendencia grasa, requiere la misma hidratación que cualquier otro tipo de piel. El exceso de grasa no protege ni hidrata la piel, para estas condiciones existen hidratantes, las cuales deben tener textura ligera (fluidos, geles) y estar libres de aceites.

Habitualmente las cicatrices son el producto de una lesión muy inflamatoria y que se localiza más profundamente, si se manipula de manera inadecuada, esta inflamación aumenta y la probabilidad de resolver dejando cicatriz es mayor.

Casos de éxito

Caso1-antesAcne Caso1-despuesAcne
Caso2-antesAcne Caso2-despuesAcne
Caso3-antesAcne Caso3-despuesAcne

Todo lo que debe saber sobre el uso de isotretinoina

La Isotretinoina es un medicamento derivado de la Vitamina A y se conoce como el fármaco más efectivo para combatir el acné nódulo quístico severo que usualmente deja cicatrices.  Normalmente antes de iniciar un tratamiento con Isotretinoina el dermatólogo ordena pruebas de laboratorio (perfil lípido, enzimas hepáticas, hemograma y prueba de embarazo en mujeres en edad fértil) para establecer si el paciente es apto/a para tomar el medicamento.

La Isotretinoina puede generar algunos efectos secundarios, en algunos casos aun no comprobados y normalmente leves y manejables, pero que igual, resulta fundamental que el paciente los conozca y firme por tanto su consentimiento para aceptar el uso del medicamento. Por lo anteriormente indicado es muy importante que la formulación sea resultado de la valoración con un dermatólogo, profesional entrenado para hacer una adecuada selección del paciente, definir la dosis, establecer el  tiempo de tratamiento, periodicidad de los controles y en caso tal los posibles riesgos y el esquema para controlarlos.

En la ULP, más que dermatología avanzada, se incorpora este medicamento en los tratamientos para combatir el acné severo, solo cuando es necesario, siempre que el paciente lo consienta y con un plan de supervisión y control muy estricto y exhaustivo.

Se recomienda al paciente medicado con Isotretinoina lo siguiente:

  1. Tomar el medicamento sobre la comida principal de forma que maximice la absorción del mismo.
  2. Evitar la depilación con cera.
  3. Utilizar al menos uno y preferiblemente dos métodos anticonceptivos seguros durante el tratamiento y un mes después de la finalización del mismo. A la fecha no se ha logrado establecer una dosis segura de Isotretinoina para evitar la aparición de malformaciones congénitas. Una mujer que esté llevando este tratamiento (al menos con una dosis) y queda en embarazo, tiene un riesgo entre un 20 a 50% de sufrir malformaciones congénitas en el feto.
  4. No estar en periodo de lactancia.
  5. Evitar consumir alcohol.
  6. No tomar simultáneamente este medicamento con medicamentos como tetraciclinas, suplementos de vitamina A, antiácidos, laxantes, sin control de su médico.
  7. Usualmente más del 90% de los pacientes medicados con Isotretinoina presentan resequedad en mucosas y piel, por tanto se recomienda usar un stick labial en los labios y una crema hidratante y protector solar para la cara siguiendo la recomendación del  dermatólogo.
  8. Así mismo la resequedad puede afectar los ojos, por tanto se recomienda ayudarse con la aplicación de lágrimas artificiales, más aun si utiliza lentes de contacto y nota algo de sequedad.
  9. Avisar al dermatólogo si presenta algún cambio de ánimo o depresión, por ejemplo: irritabilidad o agresividad, exceso de sueño o insomnio, alteraciones del peso o del apetito, dificultad para concentrarse.
  10. Si el paciente realiza rutinas intensas de ejercicio físico ocasionalmente se pueden presentar dolores musculares por lo que se recomienda durante el tratamiento disminuir la actividad física intensa y usar analgésicos.
  11. Durante los 2 o 3 primeros meses del tratamiento se puede presentar hipertensión endocraneana y en consecuencia dolores de cabeza que se recomienda tratar con analgésicos.

Para una atención personalizada, agendar tu cita

Diligencia el formulario adjunto para ponernos en contacto contigo