Quirúrgica y Clínica
“Procedimientos ejecutados por médicos dermatólogos”

Quirúrgica y Clínica

“Procedimientos ejecutados por médicos dermatólogos”

¿Sufres de sudoración excesiva y no sabes cómo evitarlo? ¿Y notas el área de las axilas de tu blusa empapada, algo poco higiénico, además de tremendamente antiestético? Si has contestado afirmativamente es porque sufres de hiperhidrosis, una condición que afecta cerca del 3% de la población mundial, y que se produce por diferentes estímulos, como el calor, el estrés y la ansiedad.

La sudoración excesiva o hiperhidrosis primaria o secundaria se presenta en axilas, cara, ingles, plantas de los pies y palmas. Las personas que sufren de sudoración excesiva, ven afectada su calidad de vida, pierden autoestima y seguridad hasta el punto de reducir su desempeño social de forma severa. Aparece en las situaciones más inapropiadas, haciéndote sentir incómoda e insegura, como si tuvieras una deficiente higiene personal.

Los efectos de la hiperhidrosis repercuten en la vida diaria de las personas que la padecen, al punto que el 58% de las mujeres piensa que sudar excesivamente en público es peor que sufrir obesidad. Esto se debe en gran parte a que no consultan a sus médicos por timidez o por no considerarlo un problema serio, a pesar de que afecta negativamente su calidad de vida.

Causas

Se le atribuye a una falla o hiperactividad del sistema nervioso simpático que genera mayor sudoración de la requerida para mantener la temperatura corporal.

Tratamiento

En caso la sudoración excesiva no disminuya y antes de considerar una solución más agresiva como la cirugía, se recomienda aplicar inyecciones de toxina botulínica en la zona afectada. Con la aplicación de la toxina, la reducción de la sudoración comienza a partir del segundo día de la aplicación y los beneficios plenos se perciben al cabo de una semana. La sudoración puede reaparecer 8 a 9 meses después de la aplicación, muchas veces el efecto dura más de un año y no es raro ver que al pasar el mismo el paciente no recupera el mismo nivel de sudoración que tenía previamente.

Para complementar el tratamiento y maximizar los resultados, en la Unidad Láser y Piel ofrecemos tecnología de punta en aparatología: Radiofrecuencia Fraccionada con microagujas no insuladas (FIXER), un procedimiento que se realiza en 3 sesiones de 30 minutos, sin incapacidad y con una leve molestia.

La Radiofrecuencia Fraccionada es un tratamiento por medio del cual las agujas penetran en la piel liberando energía de alta densidad a nivel de la dermis, donde se encuentran las glándulas sudoríparas, destruyendo un porcentaje significativo de las mismas, disminuyendo así la sudoración excesiva.

La Radiofrecuencia Fraccionada con microagujas no insuladas genera un excelente resultado pues se disminuye de un 80 a 90% la producción de sudor excesivo y los resultados son inmediatos.

En la Unidad Láser y Piel, más que dermatología avanzada, aconsejamos a nuestros pacientes realizar el tratamiento antes de la temporada de vacaciones, para que disfruten al máximo esa época en la que se utiliza ropa más liviana y clara, y donde las manchas del sudor son más evidentes.

Para una atención personalizada, agendar tu cita

Diligencia el formulario adjunto para ponernos en contacto contigo