Enzimas
Recombinantes

En qué consisten:

Las enzimas recombinantes constituyen una biotecnología que utiliza tres tipos de enzimas: lipasa, colagenasa y la hialuronidasa, las cuales pueden hacer modificaciones en diferentes zonas de grasa localizada y flacidez, tanto en cara como en el área corporal. Con este tratamiento se rompen las moléculas de grasa de forma más rápida, y su objetivo es la acción lipolítica, destruyendo las células adiposas y mejorando la circulación sanguínea.

Estas proteínas ayudan a acelerar las reacciones químicas dependiendo del objetivo que se pretende alcanzar en cada paciente. Esto ayuda a la reducción de algunas entidades específicas, como celulitis, grasa localizada, flacidez, entre otros.

Las enzimas tienen una adecuada penetración en los tejidos, debido a que su composición molecular y sus principios activos penetran en las capas más profundas, tienen una adecuada concentración lo que aumenta y amplía su efecto.

Para entender mejor su funcionamiento, vamos a explicar cada una de ellas:

  • La lipasa actúa en el metabolismo de los triglicéridos, ayuda a disolver la grasa localizada acumulada, se encarga de romper la grasa en moléculas más pequeñas, para que sea más fácil su movilización para el organismo y así liberarla de manera más rápida. Con esto es posible perder volumen.
  • La colagenasa actúa en el metabolismo del colágeno, esta ayuda a romper el tejido fibroso mediante la disolución de colágeno. La eliminación de estas fibras de colágeno solidificadas y la ruptura de las células grasas ayudan a relajar el tejido externo, haciendo que la piel tenga un aspecto más suave.
  • La hialuronidasa rompe los polisacáridos, que son los responsables de la acumulación de líquidos, esta se encarga también de despolimerizar reversiblemente el ácido hialurónico existente en el tejido que lo contiene, y se encuentra alrededor de las células del tejido conectivo, reduciendo así temporalmente la viscosidad de ese tejido y haciéndolo más permeable a la difusión de líquidos.

Beneficios:

Las enzimas aparte de combatir la grasa localizada tanto facial como corporal, tiene múltiples beneficios adicionales, como: ayudar a mejorar celulitis, fibrosis, flacidez; definición de contorno facial, aumentar la firmeza y tono de la piel, mejorar la elasticidad y luminosidad de la piel, efecto tensor y suavizante, promover la renovación celular, hidratar la piel.

Tenemos así las siguientes indicaciones:

  • Reducción y para reafirmar papada
  • Definición de contorno facial
  • Reducción de bolsas palpebrales
  • Reducción de grasa facial
  • Reducción del tejido adiposo localizado corporal
  • Reducción de celulitis
  • Reducción de fibrosis
  • Mejoría de cicatrices

Como usamos las enzimas:

Denominamos “coctel” a la mezcla de los tres tipos de enzimas, que ya vienen preestablecidos en viales. El facial se debe combinar con anestesia local para su aplicación, y el corporal viene liofilizado para reconstituir con solución salina normal.

Se aplican en forma de mesoterapia o microinyecciones en el área que se desea trabajar. Como reductores de grasa, las enzimas bioactivas actúan directamente sobre el sustrato, consumiendo los lípidos y logrando metabolizarlos. Es importante que el paciente combine este tratamiento con una adecuada dieta y ejercicio, para maximizar los resultados.

Cuantas sesiones se requieren:

El número de sesiones es variable, depende de las condiciones y necesidades de cada paciente, generalmente se requieren de 4 a 8 aplicaciones con intervalo de 7 a 14 días entre cada una.

Indicaciones:

El tratamiento es efectivo y progresivo, no genera incapacidad, sus efectos secundarios son mínimos (están más relacionados con la técnica de aplicación con las microinyecciones, como equimosis, hematomas, inflamación, enrojecimiento), que son muy poco frecuentes y transitorios.

Para una atención personalizada, agendar tu cita

Diligencia el formulario adjunto para ponernos en contacto contigo